Montaña Machu Picchu y Huayna Picchu - diferencia

Cuando visitamos Machu Picchu nos puede sorprender en un inicio contar con múltiples entradas. La más común es la que visita el conjunto de ruinas de machu picchu y después tenemos 2 opciones diferentes que no podemos combinar, Huayna Picchu y Montaña Machu Picchu. Las dos incluyen una ruta de senderismo e incrementan el coste del boleto de entrada, teniendo además un cupo limitado de personas diario para visitarlas.

Por norma general las entradas a Huayna Picchu se agotan con facilidad, requiriendo reservar con cierta antelación, en cambio para la Montaña Machu Picchu suelen quedar disponibles hasta unas fechas anteriores a nuestra visita.

La razón primordial es que el primero es el más conocido, además de ser la imagen más conocida del complejo, concretamente la montaña rocosa de apariencia inaccesible que reina la ciudad de Machu picchu, la cual se asciende en menos de 1 hora.

En nuestro caso decidimos efectuar la alternativa, la Montaña, mucho más dura y con las mejores vistas del lugar.

Ruta a la Montaña Machu Picchu

Optamos por ingresar a la ruta en el segundo turno, el comprendido entre las diez y las once de la mañana. Sabíamos que llegar hasta la cima de la montaña se necesitaban al menos 1 hora y media y teníamos tiempo de sobra, incluso hasta más, sabiendo su altitud, tres mil ochenta y dos metros, estando Machu Picchu a 2430m.

Desde el complejo tenemos que subir justo encima de donde está el mirador más conocido de Machu Picchu, terminando en un sendero cubierto de flora y cerrado por una puerta por un vigilante.

Tras ser comprobado nuestro ticket a machu picchu y huayna picchu en la entrada, firmamos en un libro donde tenemos que registrar nuestro pasaporte y la hora de llegada. Es obligatorio para comprobar que todos los senderistas vuelven por el mismo camino y si estos se pierden o se brincan las reglas del parque.

Empezamos la subida y rápidamente apreciamos que ir deprisa no es aconsejable. Llevábamos pocos días en Perú y nuestra aclimatación no era óptima y decidimos bajar un tanto nuestro ritmo. Según lo que parece a todos les pasaba lo mismo y no hacíamos más que pasar personas agotadas una tras otra.

Cada vez estábamos más altos y francamente la postal de Machu Picchu empezaba a aburrir. Cada vez lo veíamos más pequeño e incluso alcanzábamos ver la localidad de Aguas Calientes.

A poco más de cuarenta y cinco minutos del final, comenzamos a revisar que mucho de los tramos se mostraban un tanto aéreos, sin valla de seguridad, debiendo parar cada vez que nos cruzábamos con alguien. Peligroso no es, pero hay que andarse cuidadosamente.

Tras el sin fin de escaleras percibimos al final una pequeña caseta, donde se alojaba un guarda del parque y que además de esto tiene la función de prohibir comer en la cima. Tampoco es posible estar más de quince minutos, con el objetivo de que no se colapse de gente o bien que esta no se eche una siesta.

En la cima de Montaña Machu Picchu

Decidimos apenas estar diez minutos y empezamos a retornar por exactamente el mismo camino que subimos. Quizá fue este el instante donde vimos más gente y con una forma física bastante justa como para subir esta montaña. Mas sosegados, todos llegan y todos podemos disfrutar de la Montaña Machu Picchu.

Una Pregunta muy usual entre los turistas aventureros que desean efectuar un viaje a Cusco, más específicamente Machu Picchu, es a cuál de las dos montañas que se encuentran habilitadas para el paso de turistas deberían subir, aunque es cierto que la montaña más famosa es Huayna Picchu, la montaña Machu Picchu también tiene gran encanto.

Montaña Machu Picchu

Altura: Machu Picchu Montaña se encuentra a tres mil ochenta y dos metros sobre el nivel del mar.

Vía de Acceso: A esta Montaña se sube desde la misma Ciudadela de Machu Picchu. El recorrido comienza cerca al mirador o bien Casa del Vigilante.

Horarios de Ingreso: Anteriormente, el ingreso a la montaña Machu Picchu era desde las 7:00 am hasta las 11:00 am, no obstante, al haber incrementado la demanda de turistas que eligen subir a esta montaña, hoy día, los horarios de ingreso se han dividido en 2 turnos: el primero desde las 7:00 am hasta las 8:00 am, y el segundo desde las 9:00 am hasta las 10:00 am.

Número de Visitantes: Solo pueden entrar ochocientas personas al día.

Tiempo de Caminata: Más o menos 1 hora de subida y 1 más para bajar.

Atractivos: Machu Picchu Montaña no tiene atractivos arqueológicos, sin embargo, tiene bastante atrayente en su vegetación y fauna, por servirnos de un ejemplo, gran pluralidad de orquídeas, mariposas y aves.

Vista Panorámica: Desde lo alto de la Montaña Machu Picchu podrás observar la Ciudadela de Machu Picchu en su totalidad, vas a tener una vista privilegiada de la montaña Huayna Picchu y del resto de las montañas que se hallan alrededor, asimismo podrás contemplar el camino zigzagueante a Machu Picchu entre otros muchos preciosos paisajes.

Clima: El clima depende de la temporada del año; de Abril a octubre, es tiempo de secas, en cambio de noviembre a marzo, es tiempo de lluvias.

Montaña Huayna Picchu

Altura: Huayna Picchu se encuentra a tres mil ochenta y dos metros sobre el nivel del mar.

Vía de Acceso: Para subir a esta montaña se debe bajar de Ciudadela de Machu Picchu.

Horarios de Ingreso: Para subir el Huayna Picchu hay dos horarios de ingreso, el primer conjunto sube desde las 7 am y el segundo grupo desde las 10 am.

Número de Visitantes: A diferencia de Machu Picchu Montaña, a Huayna Picchu solo pueden subir cuatrocientas personas al día, doscientos en cada conjunto.

Tiempo de Caminata: Más o menos 1 hora de subida y 1 más para bajar.

Atractivos: Huayna Picchu posee diferentes atractivos arqueológicos como el Templo de la Luna y asimismo andenerías. En su flora y fauna tiene gran pluralidad de aves.

Vista Panorámica: Desde la cima de Huayna Picchu, vas a poder tener una vista increíble de todas las montañas que se encuentran ahí, incluyendo a Machu Picchu Montaña y asimismo a la ciudadela. Además de esto, vas a poder observar todo el paisaje que rodea a la montaña, incluyendo el cañón que rodea al complejo arqueológico.

Clima: Del mismo modo que Machu Picchu Montaña, el tiempo depende de la época del año; de Abril a octubre, es tiempo de secas, en cambio de noviembre a marzo, es tiempo de lluvias.

Como conclusión, no importa cuál de las montañas elijas subir, desde la cima de ambas podrás contemplar una vista panorámica de toda la Ciudadela Inca con los caminos, calles, plazas y circuitos. Además de esto, en ambas podrás observar gran cantidad de preciosos paisajes y podrás vivir experiencias imborrables.

Diferencia entre las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu

La montaña Huayna Picchu es la que aparece detrás de Machu Picchu en su tradicional foto postal; sus caminos incas construidos a un lado de la montaña, pueden resultar espantosos para las personas con miedo a las alturas; estos circulan al lado de abismos de cientos de metros, son empinados y angostos; con algunas secciones en las que deberá sujetarse de cables de seguridad para equilibrarse; es un reto para cualquier persona. Si padece de vértigo o no puede supervisar su temor a las alturas, será mejor que pase por alto está montaña. La montaña Machu Picchu, ofrece caminos menos empinados, más anchos y visualmente menos espantosos. Al reservar los Boletos a Machu Picchu piense en todas las personas que vienen con usted, esta travesía es ideal si viene con niños o bien con personas de edad avanzada.

Los caminos de la montaña Machu Picchu le ofrecen largos períodos de tiempo sin ver a nadie; muy diferente a la montaña Huayna Picchu, en la que deberá esperar su turno para poder usar la ruta de acceso. Ambos caminos tienen prácticamente la misma distancia (unos dos km), sin embargo, la travesía a la cima del Huayna Picchu es más vertical que la Montaña Machu Picchu y le llevará menos tiempo.

La montaña Machu Picchu es una de las caminatas más asombrosas en Machu Picchu; sin embargo, si puede vencer su temor a las alturas, le recomendamos reservar la montaña Huayna Picchu, es posible que su vida cambie por completo luego de llegar a la cima.

Tendrá que reservar seis meses antes si desea uno de los 400 billetes libres para ascender la montaña Huayna Picchu. La travesía por la montaña Machu Picchu permite el ingreso de ochocientas personas día tras día y el billete puede ser reservado hasta con semanas de anticipación. Mas recuerde que, en temporada alta, los tiempos de reserva deberán ser mayores, y deberá preveer asimismo, los boletos de tren, hoteles y demás.